/** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #header { margin-left: 0px; margin-right: 0px; } -->

27 de enero de 2008

POEMATRISTE

Me dijiste que te fuiste y te quedaste allí

Tras el cristal líquido de tu ventana

esperando una palabra mía que llegara por el mar

peinando el aire del planeta,los risos helados

de cirros y alto cúmulos.

Conociendo iba de a poco

cada milímetro de tus ojos,

el nudo en tus cabellos, tu mirar,

tu sentir, tu manera de amar y de reír.

Cada mañana despertaba para leerte

eras algo así como una oración

con fragancia de rosas,

de esas que me enviabas

con olor a brisa perfumada del océano

leía y respiraba en cada frase

creyendo que era tu voz la que llegaba

y no pensaba en otra cosa que en tus versos

de amor ausentes, perdidos para siempre

hasta dolerme...

© Gabriel Cordears

5 comentarios:

Ana (...) dijo...

mmm bueno, si se perdieron entonces no pueden doler, al menos así lo entiendo yo.

y es lo que tiene la fragancia de rosas, que a veces, muchas veces, se nos olvidan aquellas espinas que encontramos al cortarla.

Anónimo dijo...

wooo que bonito este.

Gabriel dijo...

Pues duele cuando pierdes lo que más quieres...

Anónimo dijo...

lo que más quieres?
mmmmm , que fuerte, si?

Anónimo dijo...

Escritor sublime...
Poema triste pero bello

abrazos

misterio

Loading...