/** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #header { margin-left: 0px; margin-right: 0px; } -->

19 de marzo de 2008

No me lavaría las manos
después de tocar
y besar tu suave piel
luego de naufragar
en tu marejada
nadando hasta la orilla
trepando tu ladera depilada

2 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Bello poema, Gabriel. Todo lo que leo en tu espacio me trae recuerdos de ese amor tan fuerte que tuve.
Me gusta mucho leerte.
Un abrazo!

Gabriel dijo...

Cuando el amor nos hace escribir, el volver a leer nos enreda por así decirlo en la pasión. Volver a leerme es recordar lo que hice y cada escrito huele a alguien. A veces quisiera no recordar tanto pero es inevitable.

Un beso!

Loading...